¿Ropa ancha o ceñida?

Meditar a través del cuerpo y tonificarlo no es lo mismo, aunque ambas actividades requieran de un esfuerzo y desgaste físico.

Esa es la razón por la que, aunque a menudo se confundan, yoga y pilates no son lo mismo y, por tanto, requieren de una indumentaria diferente.

La moda gym es muy amplia y no todas las prendas, sus respectivos estilos y sus características, nos valen en todos los casos.

En términos generales, en el yoga siempre tiende a utilizarse ropa más ancha y cómoda, mientras que el pilates exige piezas más ceñidas, entre otras razones, para que los instructores puedan ver en cada momento la postura de sus alumnos.

Para una clase de yoga, ya sea de Yin, Hatha o Bikram Yoga, un buen pantalón de algodón y una camiseta o top serán más que suficientes.

También necesitarás complementos que van desde la tradicional esterilla hasta los que te facilitarán una correcta hidratación antes, durante y después de tu actividad.

Tres características son irrenunciables al adquirir nueva moda gym para tu próxima clase de yoga:

  • Transpirabilidad, para mantenerte siempre fresca
  • Elasticidad
  • Amplitud de movimiento y un extra de flexibilidad para que te sientas cómoda en todo momento.

En cambio, si vas a practicar pilates, la moda gym que debes escoger debe de ser cómoda, pero en ningún caso holgada. Tampoco se busca que sea completamente ajustada. Simplemente, lo suficiente para que se pueda comprobar visualmente que tu postura es la adecuada en cada momento.

También el calzado ha de tener unas características específicas, que valen tanto si vas a realizar pilates en suelo o en máquina.

Cuelga ya tus zapatillas de jogging, si tenías pensado llevarlas para tu primer día de pilates. Unos calcetines antideslizantes evitarán  que resbales cuando realices algunos ejercicios o estiramientos más complejos.

 

You have Successfully Subscribed!